Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta Una cajita llamada corazón. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Una cajita llamada corazón. Mostrar todas las entradas

miércoles, 30 de marzo de 2011

Una cajita llamada corazón

Una cajita llamada corazón

En el umbral de la vida cuando Dios, del cielo, nos dió la despedida, nos entregó una cajita roja, de hermosa figura, de un rojo encendido y nos dijo se llamaba corazón.
Al entregarnos el instructivo nos aclaró, te doy libertad como a la vida misma que te estoy dando, para que tu sepas que es a lo que tu cajita le vas echando, pero ten cuidado con las mezclas de acciones y éstos sentimientos.
Dentro de tu alma encontrarás todos los sentimientos que ahí puedes colocar, el amor, la amistad, la lealtad, el dolor, el odio, la traición, envidia, celos, y dolor,entre muchos otros más.
Pero ten cuidado, que esta cajita es tu vida misma, nos advirtió el creador, si la llenas de malos sentimientos, le darás poca vida no sólo a tu cajita llamada corazón, sino a todo tu cuerpo.
Existen sentimientos que no podrás controlar, como el amor, y el dolor, fuera de esos dos, los demás podrán ser controlados por esta etiqueta que en tu frente pongo, que se llama inteligencia.
Si llenas tu cajita que te entregó hoy, con mucho amor gozarás de una vida plena, de sonrisas de alegrías de compañía, pero sobre todo de vigor, es lo que le dará energía a tu cuerpo, no necesitarás reposo, porque sólo con que jales esa etiqueta te despertarás,con exhultantes alegrías, con energías nuevas.
Ten cuidado, porque el amor es fuerte como el ácero cuando está encendido, pero se derrite ante el calor de las traiciones, la traición es lo único, que puede convertir en liquido el metal hecho de acero del amor que se vuelve dúctil dependiendo con que lo mezcles, el amor es el único de los sentimientos que en la vida te hará fuerte.
La envidia, es peligrosa si la etiqueta de la mente no la maneja de forma prudente, envidiar será sano siempre y cuando quieras igualar o superar lo que estas admirando.
pero, si a tu alma metes sentimientos de inferioridad, cuidado!!!.. comprometes y desvaneces lo positivo que puede ser el envidiar a alguién deseando con el alma parecerse a él, y al no poderlo hacer, intentar descalificar lo que tú no puedes ser.
El odio es el peor de los sentimientos, te llevará por laberintos de dolor, no podrás decir un hola, sin decir lo siento, porque te dañarán hasta tus propios pensamientos, cuidado, el odio mata.
Los celos servirán de compañeros al amor, para que sepa cuando sentirlos en el momento propicio para mejorar, e intentar agradar más a su pareja, esto es a otra cajita, de otro corazón, para que entiendas.
Pero ten cuidado, los celos van de la mano del amor, los dos sentimientos intensos y cuando se mezclan son tan fuertes que te pueden hacer perder el control, cuando eso pase, el amor, que es fuerte como el ácero pero mezclado además con la desilusión, se vuelve frágil como una flor, y el amor se irá lejos de los celos, y dañará esa cajita llamada corazón.
La traicion no es sentimiento es una acción que se comete cuando el alma se encuentra indecisa, y mezcla el amor con otros sentimientos, acción y sentimiento que se convierte en dos armas de doble filo; dagas que como filosas espadas, rasgarán y harán fisuras a tu cajita, tanto o más que a la de tu pareja, a ti te clavarán la daga, a tu pareja, la espada, llenandola de dolor, que es un sentimiento que dolerá entre mas amor, más intenso.
El dolor será algo pasajero, a menos que le metas a tu cajita, los sentimiento de la desilusión, la desesperación y el remordimiento, ten cuidado con este último sentimiento podría llevar a la tumba a tu cuerpo.
La pasión es un sentimiento juguetón que cuando va acompañada del amor, es cálido, es dulce es renovación ten cuidado, de no mezclarlo jamás sólo con el deseo, porque convertirá tu vida, en un constante reproche de dañar el amor, por un deseo que al final sólo te causará desvelos y desilusión.
Cuida mucho de nunca meter en tu cajita a la mentira, porque te encariñas con ella, es tierna juguetona y a veces traviesa, y dice ser a veces piadosa, pero cuidado!!, eso es oxidación tremenda para tu corazón.
La tristeza, el desencanto, la desilusión te pueden servir como acompañantes de la balanza cuando los equilibras bien con buenas enseñanzas, y no los usas con los sentimientos que te he dicho no utilices.
La desconfianza es la transparencia de la deslusión, es la diapositiva en blanco y negro, del jardín del amor, y de todo lo que en tu vida antes le ponías color.
Ten cuidado, nos advirtió, hoy que partes de mi lado, todos los sentimientos te he dado, para que seas libre y seas fuerte, tu sabrás como los mezclas, y como los aplicas, el instructivo esta dado.
Una vez dicho, esto beso cada alma que bajó del cielo, pero Dios se olvidó de mencionar a la palabra confusión que se mezcló en todas las almas, peligroso sentimiento, que confunde ahora a almas y cuerpos.
(autora Areli, mis extrañas poesías)