Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta PÁJARO CIEGO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PÁJARO CIEGO. Mostrar todas las entradas

martes, 8 de marzo de 2011

PÁJARO CIEGO




Un pájaro ciego desesperado e indeciso vivía, no se decidía se debatía entre discernir en que era mas bello si el amanecer o el ocaso, el primero con su hermosura de sus primeros rayos que anuncian el dia, el segundo con los destellos bellos que antecede a la noche.
Ante su terrible confusión e indecisión fue dejando pasar el tiempo, se tornó triste y apagado en ocasiones miraba al amanecer en otras se quedaba hasta el ocaso.
En sus idas y venidas su confusión fue en aumento conforme pensaba que era mas bello el amanecer decidía que no que era mejor el ocaso
En el camino se encontró a un buhó a quien le comentó sobre su terrible indecisión pidió consejo al sabio animal quien extrañado por tal simplicidad en sus confusiones le respondio:
Tanto el amanecer como el ocaso, tienen sus bellezas disímbolas entre sí pero hermosas dependiendo de lo que tu en la vida buscas, y cual sea tu concepto de belleza
El pájaro ciego confesó es tanto mi novia el amanecer como el ocaso, a las dos amo con tal frenesí que no se cual de las dos es mas bella y eso confunde mi razón.
Pobre pájaro confundido tu ceguera mental es peor que la de tus ojos, respondió el buho severo y le explicó:
El ocaso seduce con sus colores imponentes y su belleza aunque rara incita a la melancolía y a la seducción
El amanecer es el comienzo de un nuevo día es claridad; armonía, es alegría; luz; belleza sin artificios
El ocaso, atrae al viajero cansado que se detiene a observarlo carece de misterio pues precede al día es el anticipo del descanso.
El amanecer tiene la magia de lo desconocido y la aventura de lo que vendrá a lo largo de todo el día
El ocaso procede del día y anticipa la noche que es cuando inician los sueños y se vive sólo fantasia
El amanecer ofrece la magia y la aventura de lo incierto, en el que debes poner pasión a lo que inicia
Del amanecer siempre vendrá después un ocaso, pero de un ocaso jamás vendrá un nuevo amanecer
Sólo que pájaro eres ciego de los ojos el alma el espiritu y la mente, y divagas en tu tonta locura
No puedes ser novio del ocaso, ni del amanecer porque no te pueden pertenecer has gozado tanto el ocaso como el amanecer
Pero ni uno ni otro te pertenece, estan ahí para el que quiera admirar su belleza pero poseerlas eso no, eso no se puede, pájaro loco.
(autora Areli, mis poesías)