Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta Nunca más. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nunca más. Mostrar todas las entradas

miércoles, 15 de junio de 2011

Nunca más..



Alejáte de mi, llevate el aire, los poemas, las canciones, las flores, si quieres hasta mi último aliento, y mi pensamiento.
Llevate todo lo que construímos juntos, sueños, ilusiones, los besos, las caricias, las palabras, y si quieres hasta las risas.
Coloca en tu equipaje también los recuerdos, las lágrimas, los sentimientos, las discusiones, las bromas las emociones.
No dejes de llevarte el sueño que una vez construímos, junta todos los pedazos que quedaron cuando lo destruiste.
No quiero flores, ni recuerdos ni canciones, ni más discusiones, en un luto constante ahogaré el amor que por ti aún siento
Cerraré puertas y ventanas, desconectaré todo lo que me ata al mundo, no escucharé tu voz una vez más convenciendome.
Taparé fuerte mis oidos con ambas manos, no dejaré filtrar ningún sonido, no regresaré a los lugares comunes.
No hablaré con amigos entrañables que nos conocieron siendo pareja, pondré una barrera y distancia en el tiempo.
Jamás permitiré que a mi mente lleguen recuerdos tuyos, los borraré con recuerdos y risas de otras gentes.
Me perderé en mi nueva vida, ahogaré, sofocaré con olvido este sentimiento, hasta que poco a poco muera lentamente.
Quedaré quieta y en silencio, como niña abandonada acurrucada en un rincón esperando que un nuevo amor me rescate.
Me impregnaré de la escencia de otras personas, me sostendré de pie ante el vendaval de recuerdos.
Caminaré erguida por la vida, no voltearé atrás a ver la destrucción de un amor que brilló en mi corazon durante tanto tiempo.
No escaparé buscando amores efímeros, me levantaré cuando me sienta vencida, me escudaré en amigos y familia.
Nunca más seré esclava de una computadora, no pasaré horas esperando ver una palabra, una frase, otra mentira tuya.
Soportaré la tormenta de ilusiones destruídas, el terremoto ocasionado por el amor atormentado, de pie como una guerrera.
Cuando me rocen las balas de los recuerdos, no temeré continuaré de pie, no pediré clemencia ni una sola lágrima derramaré.
Si me golpea el miedo, la indecisión, aunque sangre no voltearé la vista atrás de lo que dejo, y que yo permití que pasara.
Seré una guerrera en la vida, caeré muchas veces, pero con la misma fuerza de la caída con su mismo impulso me levantaré.
Nunca más permitiré mentiras que envenenen mi alma, y me hagan insensible ante otras caricias sinceras y tiernas.
El precio a pagar por madurar, lo pagaré con gusto pero no cometeré los mismos errores, veme hoy estoy de pie.
Nunca más ante el dolor, me verán caída soportaré todo en esta vida, sin ser victima ni victimaria sin daga ni espada.
Sólo llevaré como arma, mis razones, mis argumentos, mis sentimientos, mi corazón que a pesar de las heridas aún late.
No me solazaré lamiendo heridas, por el contrario las curaré con olvido, aceptación, y gratificación.
Porque agradezco que hayas llegado a mi vida, así pude aquilatar amores mejores, olvidando viejos rencores.
En el momento postrero de mi vida, no será a ti a quien dedique mi último pensamiento.
Otra mano, otra imagen, otro amor, sostendrá mi mano cuando haya partido, de ti, no mantendré ni siquiera el recuerdo.
Y cuando el tiempo pase que tenga familia sonreiré porque tu ya no estás mas en mi vida.