Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta MULA ENAMORADA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta MULA ENAMORADA. Mostrar todas las entradas

jueves, 11 de agosto de 2011

MULA ENAMORADA



Una mula enamorada ansiosa seguía siempre a una pareja, ella cansada del acoso le decía a él, espanta a la mula, me enfada que cada paso que demos tengamos atrás a la mula.
El obedecía y espantaba a la mula, shuu shuu le decía, y la mula seguía, cansado tomaba palos y con ellos le daba, pero la mula sólo se echaba , entre más palos le daba más se echaba.
Decía la mula, dejen que los perros ladren No tienes que preocuparte por los puntos de vista de otras personas. una vez que comprendes que nada de lo que digan o hagan tiene que ver contigo, no importa quien chismorrea sobre ti, quien te culpa, quien te rechaza, quien esta en desacuerdo con tu punto de vista, se defendía con esa reflexión, ( sacada del libro el arte de amar, porque como buena mula, no sabía escribir sólo copiar lo que otros escribían).
Se echaba y resoplaba causando el rechazo, espanto y desagrado de la muchacha que cansada a su pareja le insistía, a ver cómo le haces no la quiero a nuestro lado no soporto su presencia.
Y cómo le hago, decía el joven, quien le había confesado que en el pasado había sostenido amores con la mula,estaba solo y más vale una mula que nada, le explicaba.
Lo entiendo, decía ella pero no la quiero a nuestro lado, apesta su resoplido es espantoso, pero además porque tiene siempre que caminar a nuestro lado?, echala insistía ella
Creeme que lo hago, se defendía él y le decía es que ella me dice que se enamoró de mí, me pidió, que no la echara de mi lado, porque de tristeza moriría.
Es sólo mi amiga, me da pena por ella, explicaba el joven a su enamorada, ella respondía, sí te creo pero es que cansa, siempre se la pasa detrás de nosotros, hasta te pone canciones de camila, y de Alex ubago, y como Enrique Iglesías, se la pasa cantando ¨No me digas que no¨.
Además, decia él, tu has visto que entre mas palos le doy mas se echa que puedo hacer yo?, estoy arrepentido hasta le he deseado que se muera que más puedo hacer?.
La joven desesperaba y la mula como buena mula que era, detrás de ellos seguía cuando miraba que el joven tomaba un palo, retrocedía un poco y de nuevo se echaba, ahí se quedaba convencida la mula pensaba, de tantos palos que recibo el va a acabar de entender que sigo de él enamorada.
El joven apaleando a la mula, pensando en como deshacerse de ella miles de promesas le hacía, al oido le decía sólo ocultate, escondete que nadie te mire, no respondas nada no hagas nada, volveré por tí, pero no me busques problemas.
La mula hacía como que aceptaba, pero como buena mula sus palabras disimulaba y no bién se daba vuelta el muchacho la mula regresaba, se había convertido en una odiosa sombra que la muchacha no soportaba.
Cansada de insistirle a él que echara lejos a la mula, el cansado de lanzarle palos, el amor empezo a perderse entre la pareja, ella decía estoy cansada, necesito pensar bién las cosas, esta mula si que es mula, y contra las mulas que se echan a los palos, sencillamente no puedo seguir a tu lado.
El muchacho desesperaba y le decía comprende, como voy a querer a mi lado a una mula vieja?, que además ni hijos mios puede tener, entiende claro que ese no es el destino que quiero.
La mula ocasionaba mil y una discusiones entre la pareja, que se olvidaron de hablar de amor, de reir, de gozar de su relación, mientras tanto la mula distrutaba, le había contado al joven una triste historia de desamor su pareja el mulo la había abandonado y sus penas era muchas.
Pero tú que culpa tienes, reclamaba la joven, no lo sé sólo es mi amiga insistía él, la mula sabe que te amo, dime tu que más puedo hacer?, le he dado de palos, y mas se echa, la espanto se va y al rato regresa.
No sé, respondió ella pero esta situación cansa, esa mula es como una sombra a nuestro lado, la verdad me desagrada todo quiere enterarse de cada paso que damos, cuando te conocí pensaba que eras libre, dices bién no te has casado con ella, pero la enamoraste, y eso pasa por enamorar a una mula.
El joven desesperaba ahuyentaba a la mula que se iba y al rato regresaba, no puedo más decía él estoy cansado, lo mismo yo, repetía ella. Un día un joven que tenía tiempo mirando a la pareja batallar con la mula, se reía del extraño amor de la mula enamorada, el se enamoró de la joven y le propuso vente conmigo, yo no tengo ese tipo de problemas, y por más solo que me encuentre ni loco enamoro a una mula.
La joven después de mucho pensarlo y al ver los vanos intentos de su pareja por alejar a la mula enamorada, tomó de la mano del joven galán, pero antes le preguntó, seguro que detrás de ti no tienes a una mula enamorada?...él soltando una carcajada le contestó, No..sólo a una perra, pero de inmediato le aclaró, No como crees es vacilada.
La pareja se aleja, atrás queda el muchacho batallando con la mula enamorada, vendrá una nueva pareja del joven, y la mula continuará ahi echada, diciendole no te hagas que tu también sientes amor por mí, siento el amor en cada palo que me das, además tú tienes la culpa para que me enamoraste, y continuará cantandole canciones de Alejandra Guzmán, ¨Hacer el amor con otro nooo¨...y al ritmo de Enrique Iglesías repetirá..No me digas que no..aunque seas prohibido yo me quedo contigo, no digas que noo...
(autora Areli, mis poesías)

martes, 15 de marzo de 2011

MULA ENAMORADA



Una mula enamorada ansiosa seguía siempre a una pareja, ella cansada del acoso le decía a él, espanta a la mula, me enfada que cada paso que demos tengamos atrás a la mula.
El obedecía y espantaba a la mula, shuu shuu le decía, y la mula seguía, cansado tomaba palos y con ellos le daba, pero la mula sólo se echaba , entre más palos le daba más se echaba.
Decía la mula, dejen que los perros ladren No tienes que preocuparte por los puntos de vista de otras personas. una vez que comprendes que nada de lo que digan o hagan tiene que ver contigo, no importa quien chismorrea sobre ti, quien te culpa, quien te rechaza, quien esta en desacuerdo con tu punto de vista, se defendía con esa reflexión, ( sacada del libro el arte de amar, porque como buena mula, no sabía escribir sólo copiar lo que otros escribían).
Se echaba y resoplaba causando el rechazo, espanto y desagrado de la muchacha que cansada a su pareja le insistía, a ver cómo le haces no la quiero a nuestro lado no soporto su presencia.
Y cómo le hago, decía el joven, quien le había confesado que en el pasado había sostenido amores con la mula,estaba solo y más vale una mula que nada, le explicaba.
Lo entiendo, decía ella pero no la quiero a nuestro lado, apesta su resoplido es espantoso, pero además porque tiene siempre que caminar a nuestro lado?, echala insistía ella
Creeme que lo hago, se defendía él y le decía es que ella me dice que se enamoró de mí, me pidió, que no la echara de mi lado, porque de tristeza moriría.
Es sólo mi amiga, me da pena por ella, explicaba el joven a su enamorada, ella respondía, sí te creo pero es que cansa, siempre se la pasa detrás de nosotros, hasta te pone canciones de camila, y de Alex ubago, y como Enrique Iglesías, se la pasa cantando ¨No me digas que no¨.
Además, decia él, tu has visto que entre mas palos le doy mas se echa que puedo hacer yo?, estoy arrepentido hasta le he deseado que se muera que más puedo hacer?.
La joven desesperaba y la mula como buena mula que era, detrás de ellos seguía cuando miraba que el joven tomaba un palo, retrocedía un poco y de nuevo se echaba, ahí se quedaba convencida la mula pensaba, de tantos palos que recibo el va a acabar de entender que sigo de él enamorada.
El joven apaleando a la mula, pensando en como deshacerse de ella miles de promesas le hacía, al oido le decía sólo ocultate, escondete que nadie te mire, no respondas nada no hagas nada, volveré por tí, pero no me busques problemas.
La mula hacía como que aceptaba, pero como buena mula sus palabras disimulaba y no bién se daba vuelta el muchacho la mula regresaba, se había convertido en una odiosa sombra que la muchacha no soportaba.
Cansada de insistirle a él que echara lejos a la mula, el cansado de lanzarle palos, el amor empezo a perderse entre la pareja, ella decía estoy cansada, necesito pensar bién las cosas, esta mula si que es mula, y contra las mulas que se echan a los palos, sencillamente no puedo seguir a tu lado.
El muchacho desesperaba y le decía comprende, como voy a querer a mi lado a una mula vieja?, que además ni hijos mios puede tener, entiende claro que ese no es el destino que quiero.
La mula ocasionaba mil y una discusiones entre la pareja, que se olvidaron de hablar de amor, de reir, de gozar de su relación, mientras tanto la mula distrutaba, le había contado al joven una triste historia de desamor su pareja el mulo la había abandonado y sus penas era muchas.
Pero tú que culpa tienes, reclamaba la joven, no lo sé sólo es mi amiga insistía él, la mula sabe que te amo, dime tu que más puedo hacer?, le he dado de palos, y mas se echa, la espanto se va y al rato regresa.
No sé, respondió ella pero esta situación cansa, esa mula es como una sombra a nuestro lado, la verdad me desagrada todo quiere enterarse de cada paso que damos, cuando te conocí pensaba que eras libre, dices bién no te has casado con ella, pero la enamoraste, y eso pasa por enamorar a una mula.
El joven desesperaba ahuyentaba a la mula que se iba y al rato regresaba, no puedo más decía él estoy cansado, lo mismo yo, repetía ella. Un día un joven que tenía tiempo mirando a la pareja batallar con la mula, se reía del extraño amor de la mula enamorada, el se enamoró de la joven y le propuso vente conmigo, yo no tengo ese tipo de problemas, y por más solo que me encuentre ni loco enamoro a una mula.
La joven después de mucho pensarlo y al ver los vanos intentos de su pareja por alejar a la mula enamorada, tomó de la mano del joven galán, pero antes le preguntó, seguro que detrás de ti no tienes a una mula enamorada?...él soltando una carcajada le contestó, No..sólo a una perra, pero de inmediato le aclaró, No como crees es vacilada.
La pareja se aleja, atrás queda el muchacho batallando con la mula enamorada, vendrá una nueva pareja del joven, y la mula continuará ahi echada, diciendole no te hagas que tu también sientes amor por mí, siento el amor en cada palo que me das, además tú tienes la culpa para que me enamoraste, y continuará cantandole canciones de Alejandra Guzmán, ¨Hacer el amor con otro nooo¨...y al ritmo de Enrique Iglesías repetirá..No me digas que no..aunque seas prohibido yo me quedo contigo, no digas que noo...
(autora Areli, mis poesías)