Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta El vagón del tiempo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El vagón del tiempo. Mostrar todas las entradas

domingo, 12 de junio de 2011

El vagón del tiempo



Te esperaba cuando miré una paloma libre volar batiendo sus alas bajo el cielo Azúl.
Pasaron las horas lentas, por ti aún seguía esperando, observé a un niño jugar con una Mariposa.
Mi espera por tí continuaba, mi vista se desvió hacia un hombre que enamoraba a una anciana.
Aún no llegabas, y yo esperaba,estaba cansada,el sol empezaba a ocultarse por mi ventana.
Miré el ocaso, contemplé el amanecer, mi espera por ti continuaba pero no desesperaba.
Descubrí a una niña jugando  intentaba inutilmente sujetar el aire entre sus manos.
La ví juguetear se divertía cazando cansadas Mariposas desafiando al cielo Azúl.
Reía y disfrutaba con la frescura que da el nuevo día corría sin ataduras no temía envejecer.
Disrutaba ver las rosas asomarse frescas y bellas como un hermoso amanecer.
No tenía miedo, vivía lo que le tocó vivir, sin que hubiera ganadora ni derrotada.
Sólo era un querer ser, el vivir por disfrutar la vida, me contagió de su alegría.
Entendí que había un antes y un después, que era hora de marcharme sin volver.
que el horizonte amplio y bello para mi lo traía un nuevo día y había que vivirlo con alegría.
Para que cuando vinieran mis ocasos, no buscara como compañero a un atardecer,
para querer vivir en él, lo más profundo de mis fracasos, como le pasó a la anciana enamorada.
Vislumbré mi interior, esa niña que cazaba mariposas era yo, retomé mi persona y cerré mi ventana.
Salí a la calle, aún seguía ciega, no quería ver, te habías perdido en el ocaso, sin esperar el amanecer.
Busqué y rebusqué en mis memorías, un poco del pasado para saber en donde te habías quedado.
Pasó el tren del olvido y lo abordé, me fuí pérdida entre mis risas de niña que estaban olvidadas.
Tomé asiento en el tiempo, me sumerguí en mis hermosas fantasías en ese mundo que de niña era sólo mío.
Imaginé hermosas historias, asomé en mis memorías ,viví bellas fantasías de brujas y princesas.
El tranvía se aleja, dejando atrás mis tristezas, mostrándome el mundo tal cual es sin ambajes ni hipocrecías.
Me perdí en mi ensoñación en ese mundo que por ti había olvidado me gustó volver a ser yo misma.
El tren avanzaba rápido yo reía feliz, en un mundo donde no cabía mas un tu y yo, solo era para mi.
Al atravesar el túnel de los recuerdos, no encontré nada bueno que me uniera a ti, me perdí sola sin ti.
En el momento en que liberé mi memoria, y retomé mi historia, solté tu mano para poder de nuevo vivir.
Me di cuenta en ese momento que mi boleto era sin retorno, no sufrí ni lloré sólo me asombré.
De pronto no me interesó no saber como volver,dejé de esperarte, volví a reencontrarme y lloré de placer..
Mi espera por ti terminó, hoy he vuelto a nacer, a vivir sólo por vivir, a recordar sin llorar, a estar sin ti.
En lo largo de mi espera por ti, tu amor en mi ya no tiene olor, ni sabor, sólo.....Terminó
(autora Areli)